PARA APRENDER A ORAR

(De José Ignacio)

Cuando uno se   decide  orar,  conviene, es  indispensable   buscar  un lugar  y una  hora  determinada,  que  nadie  interrumpa, por ejemplo el dormitorio podemos sentarnos. Conviene cerrar  los  ojos, para que  nada  nos distraiga o   moleste,  hacer  una  relajación mental y física, así, nos   sentamos  de forma tranquila, y hacemos  tres  respiraciones  profundas  y  largas, cuando expiramos  imagínate  que  estás  largando toda clase  de tensión,  nos ordenamos  mentalmente, "aflójate"  dos  o tres  veces,  es lo que  en estas  disciplinas, se llama   respiración rítmica,  podemos agregar ordenarnos PAZ... PAZ.... PAZ sintiendo que nos "soltamos" de toda preocupación. Se terminó.

Cuando  ya  notamos que hay una tranquilidad mas o menos   5 minutos,  ponemos cuidado en los latidos del corazón y cuando ubicamos  nosotros nos decimos : Ahí está Dios me  está  haciendo latir  el  corazón  desde  donde El (Dios) está, a través  del  cordón de plata,  que entra por el centro de nuestra cabeza,   en esa  operación, que  nadie  moleste, se puede poner  una  música religiosa  o clásica,  bajito a  nuestro gusto.

Estando así, concentrado,  como si pareciera  que uno no estás  en la Tierra,   ESA ES  LA CONEXIÓN  con  Dios,  podemos   recitar: 

 Amada  y resplandeciente Presencia  de Dios  YO SOY,

sella a mi alrededor  tu tubo de Luz  Divina

para  iluminar mi camino en la vida,

para protegerme  de la  discordia  humana.

YO SOY la que está  invocando  la Llama Violeta,

para que transmute,  disuelva, consuma toda  discordia, todo lo que no sea de la Luz, del Amor, de la Paz, de la Verdad, en mis  cuatros  cuerpos  inferiores, producido en esta  encarnación y en encarnaciones   anteriores,  hasta que  yo sea  uno/a  con la Llama Violeta. Verse envuelto en una "nube" color violeta, por tres o cuatro minutos.

¡¡¡Gracia, Gracias, Gracias,   Padre porque sé  que me  haz  oído. "

Aquí uno se concentra en esta idea hasta que no tiene conciencia de su alrededor, entonces podemos decir que estamos conectados con la Divinidad.

Si uno practica esto TRES VECES POR DIA es seguro que le llega la Paz y su alma se va limpiando, limpiando y cuando se va "al otro mundo" seguro que va a los lugares de Luz, donde los ángeles le van a guiar. Cuando uno ha conseguido esa Paz tan buscada, tan ansiada, se tiene que procurar de no mezclarse con cosas humanas, sentimientos humanos como la envidia, el odio, la ambición desmedida, y sobre todo equilibrarse emocionalmente, es decir nada de eufórico, con alegría, ni dejarse llevar por la pesadumbre. Los dos son malos. Frenarse. Equilibrarse. Dios es P A Z Y nosotros somos a imagen y semejanza de Dios. .

 

Si uno NO le hace caso a esto, y sigue la vida HUMANA, la PAZ se va.

 

"Sugerimos  ir al Link Tubo de  Luz  Cosmica", 

 

José Rigoni

joserigoni@gigared.com