EL AYUNO COMO MEDICINA

El ayuno es el remedio principal de numerosas enfermedades porque ataca a su raíz. Hipócrates, el Padre de la medicina (siglo V antes de Cristo) decía "la impurificación humoral es la causa de todas las enfermedades, en los acrecentamientos mórbidos debe suprimirse la alimentación, se provoca un gran mal si se sigue comiendo, cuando más se nutra un cuerpo cargado de humores más aumenta el mal".

Con el ayuno aprendemos a confiar en nuestro cuerpo, en nuestras propias fuerzas, generamos una voluntad muy elevada. Todas las grandes religiones del mundo han fomentado el ayuno no solo porque purifica el cuerpo físico, sino que también purifica nuestra mente, nuestras emociones, uno se siente más sereno, diferente, uno vibra con una energía más elevada, en la naturaleza el ayuno es un proceso natural, cuando un animal está enfermo o herido se abstiene de todo alimento, los niños aún tienen este instinto no perturbado y a la más mínima dolencia no quieren comer, también pasa a los adultos en enfermedades graves o en aquellos que saben oír su cuerpo y prefieren dejar la comida para liberar sus órganos de toxinas.

Deberíamos ayunar una o dos veces al año. Es aconsejable hacerlo en una época que uno no tenga demasiado trabajo.

Un ejemplo de ayuno es el de sirope de savia y zumo de limón. El sirope de savia es el zumo del árbol del arce y la palmera, contiene calcio, hierro, manganeso, cinc, magnesio, sodio y potasio.

El limón es antibiótico, antirraquítico, elimina grasas, indispensable para la salud de los huesos y vasos sanguíneos, desintoxica las células. Se hará un mínimo de siete días, lo aconsejable es hacerlo diez días. La preparación es un vaso grande de agua tibia o fría o una infusión, medio limón, dos cucharadas de sirope y una pizca de cayena (disuelve las flemas, produce calor). Tomar cada día de ocho a doce vasos, y siempre cuando nos sintamos débiles. Durante todo el régimen no se debe tomar otro alimento, pues bloquearía la limpieza. En los diez días se necesitan aproximadamente dos litros de sirope (de venta en herbolarios). Deberán tomarse diariamente laxantes naturales como la cáscara sagrada (Ramnus purshiana) y también pueden ponerse enemas rectales con un litro de infusión de tomillo.

Es normal que aparezca debilidad, malestar general, dolores en diferentes partes, náuseas, picores, mareos, dolores de cabeza, todo ello es causado por las toxinas que salen de las células y pasan a la sangre para ser metabolizadas por el hígado y eliminadas por los riñones.

Conviene combinar el ayuno con respiraciones profundas, baños de aire, de luz y de sol, buenísimo realizar prácticas de meditación.

También en dolencias graves pueden hacerse ayunos de hasta cuarenta días, en este caso se harán tomando solo agua y poniendo enemas a diario.

Para saber si el cuerpo se ha limpiado la lengua debe estar completamente roja y uno recuperará el apetito de forma natural. si no sucede esto debe continuarse con el ayuno o repetirlo pasado un tiempo.

¿Qué dolencias cura el ayuno?

1) Un peso alto o demasiado bajo.

2) Embellece profundamente la piel y el cabello, nace un montón de pelo nuevo, desaparece el eczema de la piel y el cabello queda sin grasa.

3) Descongestiona el aparato digestivo, cura la úlcera de estómago, apendicitis crónica, cálculos de la vesícula, hidropesía.

4) En enfermedades catarrales como gripe, bronquitis, sinusitis, alergias respiratorias, asma.

5) Depósitos de calcio en cualquier órgano son eliminados, así como el colesterol de los vasos sanguíneos.

6) Desaparecen forúnculos, abcesos, granos.

7) Ayuda a liberarse de la dependencia al tabaco, al alcohol o café.

8) Mejora la audición, desaparecen los ruidos de los oídos.

9) Cura miopías, desaparece el glaucoma, la mirada se vuelve viva.

10) Cura la insuficiencia cardíaca y la dilatación de la aorta.

11) Indicado en dientes que se mueven y encías sangrantes.

12) En ideas de suicidio, cansancio psicológico, depresión.

13) Desaparece la arteriosclerósis y la esclerósis cerebral.

14) En ciática, artrosis, dolores óseos.

15) Cicatriza heridas en los diabéticos.

En cualquier caso el ayuno siempre nos ayudará en conseguir hábitos de vida más saludables de forma natural, por ejemplo, uno no sentirá ganas de comer tanta carne, o dulces, o fumar.

Espero que esto os sirva para sanar. Si tenéis cualquier duda, preguntádmelo. Maricielo.

SALUD Y HORÓSCOPO

GIMNASIA

TERCERA EDAD

TABACO, ALCOHOL Y ADICCIONES

BÚSQUEDA PALABRAS

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

MENTE QUE CURA

FORO

COCINA

MEDICINA CHINA

MINERALES

SALUD INFANTIL

 

 

 

 

NOVEDADES

PÁGINA PRINCIPAL

otras páginas