ACEITE DE ONAGRA O PRÍMULA

La onagra se extrae de las semillas de una flor, también es conocida con el nombre de prímula, pertenece al orden de las mirtifloráceas, familia de las onagráceas,  del genero Oenotherae, son usados dos tipos: Oenothera biennis y Oenothera lamarkiana, es originaria de Norteamérica.

La planta de la prímula y sus semillas han sido usadas por los indios americanos durante siglos, usaron toda la planta como infusión en agua caliente para curar las heridas, los problemas cutáneos y el asma.

Los herboristas describen la prímula como poseedora de propiedades astringentes, sedantes, en los trastornos gastrointestinales, el asma, y en los problemas femeninos,

La prímula contiene ácido oleico, ácido linoleico y ácido gammalinolénico, son ácidos grasos esenciales, se llama así porque el organismo no puede sintetizarlos, por lo que necesitamos comer alimentos que los contengan: aceite de girasol, aceite de maíz, hígado, riñones sesos, pan integral, carne magra, legumbres, hortalizas verdes, pescado, marisco, aceites de hígado de pescado, semillas de lino.

Los ácidos grasos esenciales juegan un papel fundamental proporcionando energía, aislando los nervios, manteniendo la temperatura corporal, forman parte de la estructura de la célula y son vitales para el metabolismo, además son los precursores de unas moléculas importantísimas de vida corta llamadas prostraglandinas

La falta de ácidos grasos esenciales produce:

- Anormalidades del corazón y de la circulación.

- Piel seca.

- Heridas que no se curan.

- Deficiencias en la reproducción.

- Trastornos inflamatorios y artritis.

- Deficiencias en el normal funcionamiento del cerebro.

- Sequedad de los conductos lacrimales y de las glándulas salivares.

- Deficiencias en el sistema defensivo e inmunológico.

Pero hay que decir que para que el ácido linoleico se transforme en prostaglandina (sustancia activa biológicamente hablando) es una verdadera carrera de obstáculos, existiendo agentes bloqueantes:
- Alimentos ricos en grasas saturadas.

- Alimentos ricos en colesterol.

- Alimentos ricos en ácidos grasos trans (margarinas duras y blandas, pasteles y bollos industriales, patatas fritas, churros, productos de panadería).

- Alcohol en cantidades moderadas.

- Diabetes.

- Envejecimiento.

- Infecciones víricas.

- Radiacción.

- Cáncer.

- Deficiencias de cinz.

La prostaglandina formada gracias a la ingesta de aceite de onagra tiene los siguientes efectos:

- Regula la producción lacrimal y salivar.

- Ayuda al normal funcionamiento de nuestro sistema defensivo.

- Controla la normal producción de grasa en la piel.

- Tiene acciones similares a la insulina y potencia los efectos de ésta.

- Protege contra el cáncer.

- Impide la formación de sustancias inflamatorias.

- Normaliza el comportamiento del ser humano, afecta a la conducción de los impulsos nerviosos, regula la liberación y acción de los neurotransmisores

- Inhibe la trombosis-

- Vasodilatadora, por tanto útil en problemas cardiovasculares como la hipertensión, el infarto, la angina.

- Inhibe la formación de colesterol.

- Regula los efectos de los estrógenos, la progesterona y la prolactina en el ciclo menstrual.

INDICACIONES DEL ACEITE DE ONAGRA O PRÍMULA:

Síndrome premenstrual: alteración que sufren muchas mujeres antes de la llegada de la regla que suele cursar con inflamación de las mamas, retención de líquidos, desánimo, mal genio, cansancio. Tomar dos cápsulas, dos veces al día, después de las comidas.

- Mastopatía fibroquística o enfermedad benigna del seno: mejoría muy notable después de tres meses de tratamiento, con mejoría total al año. Tomar igual dosis al anterior y evitar las sustancias metíl-xánticas presentes en el café, té, coca cola.

- Enfermedad cardiaca, trastornos vasculares e hipertensión: baja los niveles de colesterol, impide la formación de coágulos y reduce la hipertensión por su acción vasodilatadora, previene las hemorragias y los trombos a nivel cerebral y cardiaco.

- Ayuda a perder peso en caso de obesidad o sobrepeso.

- Eccema atópico, asma, alergias, fiebre del heno: tomar 8 cápsulas por día de 500 miligramos cada una durante tres meses, después se puede bajar el tratamiento tomando de dos a cuatro cápsulas por día, se puede tomar de por vida. En los bebés con eccema se puede aplicar en la piel de las piernas y brazos, así pasará a vía sistémica, no debe usarse en casos de epilepsia, ni aplicarlo sobre la tripa en pieles muy sensibles porque a veces pueden salir granitos.

- Niños hiperactivos: son un gran problema debido a que son niños que comen y duermen poco y tienen problemas para integrarse en el colegio por su falta de concentración e hiperactividad. La dosis será en gotas para niños menores de dos años, de 2 a 5 años dos cápsulas tomadas o frotadas sobre la piel, de 7 años en adelante tomar cuatro cápsulas de aceite de prímula de 500 miligramos por día. Hay niños hiperactivos que no absorben la dosis si se administra por vía oral, en esos casos administrarla por la piel.

- Problemas de la piel y pelo: uñas quebradizas, ojos secos, caspa, alopecia o caída del cabello. Tomarlo, también se puede aplicar como crema hidratante.

- Artritis reumatoide y otros trastornos inflamatorios: enfermedad auto-inmunológica en la que el organismo se ataca a sí mismo, en ésta dolencia puede haber un empeoramiento al comienzo de tomar la prímula, las dos primeras semanas, el curso de la enfermedad es detenido, pero no hay reinversión en el caso de existir un perjuicio estructural. Deben tomarse de 8 a 12 cápsulas por día, después de las principales comidas.

- Esclerosis múltiple: actúa estimulando los linfocitos T, detiene el agregado de plaquetas, refuerza los vasos sanguíneos, convierte los hematíes defectuosos en normales, regula y normaliza las conducciones nerviosas. En un estudio llevado a cabo en 1979 la mayoría de los tratados con aceite de onagra notaron una notable mejoría, que los ataques habían disminuido en intensidad y frecuencia. Las mejorías fueron: aumento de la movilidad, reducción de espasmos y temblores, mejora en la evacuación de la vejiga, mejora de la visión, mejora del pelo y la piel, alivio del estreñimiento, mejoría en la curación de heridas, recuperación del peso normal y los periodos de crisis se normalizaban. También los resultados demostraron que las personas que tomaban una dieta baja en grasas saturadas (presentes en los productos de origen animal) respondían mejor al aceite de prímula. Tomar de 12 a 16 cápsulas al día, repartidas en cuatro tomas, añadir a cada toma 250 miligramos de vitamina C y 50 miligramos de piridoxina. Tomar dos veces al día 10 miligramos de sulfato de cinc.

- Esquizofrenia: disminuye las alucinaciones y el comportamiento agresivo, sociabiliza al enfermo y lo hace más sensible emocionalmente.

- Se aconseja en éstos casos evitar el trigo, la leche, los alimentos que contengan ácido araquidónico (carnes, lácteos y cacahuetes), y aumentar la ingesta de cinc (pescados, ostras).

- Alcoholismo: beber en exceso roba la prostaglandina, la onagra actúa mejorando la resaca y el síndrome de abstinencia previene la tolerancia al alcohol y por tanto la adicción y el enganche al alcohol, normaliza el funcionamiento del hígado.

- Neuropatía diabética: normaliza la conducción nerviosa.

- Cáncer: su prevención y  tratamiento.

 

Cúrate, sánate con lo que el Universo te regala.

 

 

SALUD Y HORÓSCOPO

GIMNASIA

TERCERA EDAD

TABACO, ALCOHOL Y ADICCIONES

BÚSQUEDA PALABRAS

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

MENTE QUE CURA

FORO

COCINA

MEDICINA CHINA

MINERALES

SALUD INFANTIL

 

 

 

 

NOVEDADES

PÁGINA PRINCIPAL

otras páginas