LA TELEVISIÓN, UNA DROGA DURA

La televisión es una droga que rompe la comunicación entre las personas y que puede llegar a crear una verdadera adicción entre niños y jóvenes con personalidades débiles o problemas en el comportamiento, asegura Paulino Castells, psiquiatra infantil. La sociedad tiende a idealizar la televisión e incita a una adhesión total del espectador que se queda sin capacidad de réplica, el mismo efecto que se deriva de la ingestión de drogas químicas.

El contenido de algunas imágenes y programas de televisión induce a la violencia entre los jóvenes, incluida la sexual.

Castell menciona casos de pacientes suyos tratados afirmando que del mismo modo que si se consumen drogas, éstas personas han adquirido una verdadera dependencia y por tanto padecen el síndrome de abstinencia, para estos sujetos las imágenes no son un entretenimiento si no que usan de la televisión como de un sedante.

Las influencias no afectan igual a niños que a niñas ya que éstas poseen una mayor capacidad de defensa ante la violencia, por eso los expertos aconsejan que el tiempo máximo de permanencia no exceda de 90 minutos en los niños y 120 en las niñas.

Noticia publicada en el Diario Médico en diciembre del año 2000.

SALUD Y HORÓSCOPO

GIMNASIA

TERCERA EDAD

TABACO, ALCOHOL Y ADICCIONES

BÚSQUEDA PALABRAS

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

MENTE QUE CURA

FORO

COCINA

MEDICINA CHINA

MINERALES

SALUD INFANTIL

 

 

 

 

NOVEDADES

PÁGINA PRINCIPAL

otras páginas