CÓMO HACERSE VEGETARIANO

El paso de la dieta tradicional a la vegetariana

El pasaje de la alimentación tradicional a la vegetariana, debe ser gradual. Debemos tener presente que nuestro cuerpo, nuestras células tienen memoria. De pronto al cambiar la forma de comer, se produce una reacción del mismo, ya que se le está cambiando la información y debe comenzar a desplegar recursos nuevos para adaptarse a los cambios. Por eso lo gradual se torna más llevadero y los brusco puede generar cansancio y a la larga se termina abandonando.

  Cuando se deja de comer carnes de todo tipo suele obedecer a una filosofía de vida, pero más allá del aspecto filosófico y espiritual, debemos tener presente el respetar las necesidades de nuestro cuerpo.

  Normalmente se habla de sustituir las proteínas de la carne para no sentirse débil. En realidad no me agrada el término sustituir, ya que implica prácticamente que sin carne es difícil vivir, por eso tenemos que encontrar el reemplazo. Prefiero decir, equilibrar la dieta, darle al cuerpo lo que precisa.

  Muchas personas, sobretodo las chicas jóvenes, en su afán de adelgazar, dejan las carnes y sólo consumen verduras (ensaladas), produciéndose un desequilibrio nutricional que conlleva a la debilidad, cansancio, anemia y que hace que finalmente se diga que tuvo que volver a comer carne.

  Cuales serían las pautas a seguir:

· Consumir un 70 % de alimentos crudos y un 30 % de cocidos.

· Los crudos deben repartirse entre frutas y verduras, preferentemente de estación.

· Los cocidos están representados por los cereales, legumbres, etc.

· Consumir cereales integrales, aportan fibras y proteínas.

· Darle prioridad a las legumbres por ser la fuente más concentrada de proteínas vegetales. Comer para una persona de peso medio unas 4 cucharadas soperas de la legumbre ya cocinada, por lo menos tres a cuatro veces por semana.

· Al principio incorporarlas lentamente para que el organismo se acostumbre a digerirlas bien.

· La ingesta de queso de soja (tofu) reemplaza a las legumbres. Este aporta proteínas de óptima calidad y digestibilidad. Lo aconsejable son unos 150 grs., por lo menos unas cuatro veces a la semana.

· Dentro de las verduras, todas son aconsejables, evidentemente que existen grados de tolerancia, pero lo importante es que todos los días haya presencia de una verdura de color verde. Todo lo verde contiene clorofila que ayuda a absorber y fijar el hierro.

· La anemia que se detecta muchas veces en las personas vegetarianas se debe a la alimentación desequilibrada más a que a la falta de ingesta de carnes.

· Muchas personas dejan de comer carne pero comen exceso de hidratos de carbono y refinados, por lo cual su alimentación es con carencias.

· Acompañar siempre las verduras con un cereal integral o una legumbre. Estos se pueden ir alternando con la patata cocinada con la cáscara y al vapor. De ese modo ésta es una fuente de buenas proteínas, presentes en poca cantidad, pero de buena calidad.

· Es aconsejable que la persona que no come carne, consuma 2 cucharadas soperas diarias de levadura de cerveza virgen. Esta es una fuente concentrada de proteínas y aporta vitaminas del grupo B. 

· Completar esta alimentación con la ingesta de semillas oleaginosas, fuentes concentradas de proteínas, minerales y ácidos grasos esenciales.

· Incluir las frutas secas que también son fuentes concentradas de minerales y vitaminas y tiene aporte proteico.

· Desde mi óptica es fundamental el combinar bien los alimentos, ya que de acuerdo a ello se facilita o empeora la absorción de los nutrientes.

· Ciertas comidas convencionales impiden absorción del hierro y el calcio (té y café negros).

· El vinagre encapsula el hierro e inhibe su absorción.

· Y algo fundamental y básico, la buena evacuación intestinal. Dado que los nutrientes se absorben a nivel de los intestinos y su buena asimilación depende de una flora bacteriana adecuada, si la persona es estreñida o realiza evacuaciones deficientes, la síntesis de muchos nutrientes no se realiza o bien son eliminados.

· Se suele decir que la persona vegetariana suele tener carencias de vitamina B12. Esto no depende de la ingesta sólo de los vegetales. Esta vitamina la sintetiza nuestro intestino cuando tiene una flora bacteriana adecuada.

· Es muy importante la presencia de los aceites de primera presión en frío en la alimentación. Estos se deben consumir en crudo y no se pueden obviar. Suele ser frecuente, sobretodo en las mujeres, el evitar el aceite "porque engorda", esto también produce carencias nutricionales, dado que los aceites que son realmente de primera presión en frío aportan unas vitaminas, llamadas ácidos grasos esenciales, que son fundamentales para nuestro organismo, pero que esto no los fabrica por sí solo.

  He tratado de hacer una pequeña síntesis de los básico que debería estar siempre presente en nuestra alimentación cotidiana. Pero más allá de todo esto, siempre hay un ingrediente único e insustituible: El Amor.

    Un beso grande,

                                     Silvana Ridner

                                Terapeuta Nutricional

(agradecemos a Silvana por colaborar con tan interesante material)

SALUD Y HORÓSCOPO

GIMNASIA

TERCERA EDAD

TABACO, ALCOHOL Y ADICCIONES

BÚSQUEDA PALABRAS

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

MENTE QUE CURA

FORO

COCINA

MEDICINA CHINA

MINERALES

SALUD INFANTIL

 

 

 

 

NOVEDADES

PÁGINA PRINCIPAL

otras páginas